I-ching del amor

i-chin del amor

El I-ching es justamente uno de los legados que ha trascendido las fronteras y los continentes, un libro cuyos textos fueron escritos 1.200 años antes de Cristo y que en la actualidad se considera como un oráculo cuya sapiencia puede indicarnos el camino que debemos seguir y aclarar las dudas que se nos puedan presentar, sobre todo en cuestiones amorosas.

La tradición China está llena de sabiduría milenaria, su cultura es una de las más antiguas, complejas y apasionantes del mundo. Mitología, filosofía, música, arte y religión se conjugan formando una identidad propia, llena de matices y sabiduría popular.

¿Qué es el I-ching?

El termino I-ching significa literalmente “libro de las mutaciones”. Se trata de un texto oracular, uno de los cinco clásicos confucianos, cuyo contenido original es de procedencia taoísta pero fue ampliado por comentaristas de la escuela de Confucio. La creencia es que este libro es capaz de describir la situación presente del consultante, y predecir el modo en que resolverá dicha situación en el futuro si se adopta una posición correcta. Es un libro adivinatorio, aunque considerarlo así es quedarse en la superficie, en realidad, más que un oráculo es un libro sapiencial, lleno de proverbios, filosofía, sabiduría antigua, en el que se hallan hermosos versos poéticos que esconden profundas enseñanzas para quien lo consulte.

¿Para qué nos sirve?

Consultar este libro nos permite intentar comprender como se producen cambios en nuestras circunstancias actuales y en nosotros mismos, basándonos en las enseñanzas de este tratado que incluye leyes universales que nos indicará la vía que presenta menor resistencia al cambio de nuestra situación actual, permitiendo descubrir las verdades que se esconden detrás de las apariencias.

Como oráculo, nos sirve como una brújula capaz de guiarnos en la dirección correcta en cuanto a decisiones personales; por esta razón nos permite entender las diferentes situaciones que atravesamos en cuanto a nuestra relación de pareja y nos da una luz acerca de cómo actuar, nos hace entender mejor las situaciones presentes de nuestra relación, su trasfondo y con esa información podremos actuar en consecuencia.

El I-ching del amor es una de las consultas más habituales que se realizan, sin embargo no se limita a las relaciones, ya que se puede consultar sobre cualquier aspecto de nuestra vida personal, pudiendo comprender con antelación cuales serán los resultados de nuestras actitudes e ideas.

Formas de interpretarlo

A la sabiduría que contiene el libro oracular del I-ching se accede por medio de Trigramas y Hexagramas que se forman durante la tirada de monedas o varillas de milenrama.

Existen 8 trigramas básicos, se trata de tres líneas que van asociadas a una gran variedad de significados. Estas líneas están plasmadas en hojas o en las monedas que se utilizan para la tirada o lectura del I-ching.

Los hexagramas son 64 conjuntos de seis líneas que se forman con la combinación de los 8 trigramas básicos. En general, en occidente se utilizan tres monedas para lograr obtener el hexagrama y luego consultar el significado del mismo en el libro, generalmente realizando preguntas sobre sí mismo. En oriente, se hace desde hace miles de años utilizando las varillas de milenrama, obteniendo las líneas que de forma combinada son las que definen el hexagrama.

Es realmente un arte que requiere de paciencia para ser dominado, ya que se utilizan 50 varillas que se van dividiendo en grupos y el recuento de ellas se da por medio de una compleja operación que reduce a números que finalmente representaban las líneas del hexagrama. Para facilitar este arduo proceso, que requiere de habilidades manuales específicas, se simplifico el sistema a la tirada de tres monedas, generalmente monedas chinas por su simbolismo ancestral. Cada lado de la moneda tiene un valor asignado, de forma que al sumar las monedas lanzadas, el resultado determinará el trazo del hexagrama.

Como se puede apreciar, es un arte adivinatorio complejo y fascinante, que requiere de una pericia total por parte del intérprete. Las líneas se dividen en Yin, que serian líneas pares y quebradas o Yang que serian las impares y las continuas, la sumatoria del valor fijo de las caras de las monedas es lo que determina si la línea resultante es yin o yang y da como resultado la construcción del hexagrama.

Finalmente, a cada hexagrama le corresponde un dictamen, un mensaje que es realmente la respuesta a la pregunta que se ha realizado. Por ejemplo, el hexagrama numero 1 simboliza lo creativo, el principio activo, el movimiento y Dios. Su dictamen es: “Lo Creativo obra elevado logro, propiciando por la perseverancia.” Estos mensajes deben ser analizados, interpretados y por cada persona, entendiendo que se trata de frases simbólicas y muy profundas y trascendentales.

¿Cómo consultar el I-ching?

Todo el libro se encuentra cimentado en la idea de la mutación, es decir, que todo es mutable, cambiante y dual, de ahí que su simbolismo principal sea el yin y el yang, la dualidad del positivo y el negativo. Como todo en la vida, este se analiza desde la dualidad y la mutabilidad, buscando comprender las posibles consecuencias de las decisiones que tomamos. Los símbolos o hexagramas permiten conocer la relación que hay entre los acontecimientos que están sucediendo y los resultados de las decisiones que vamos a tomar.

Cada respuesta que este oráculo nos brinda, habla de adaptación al cambio, de fluir con las corrientes universales en lugar de resistirnos a ellas, de lo contrario no encontraremos armonía. El I-ching del amor es una poderosa herramienta para entender ciertos aspectos de nuestra vida amorosa, por lo cual es necesario tener en cuenta preguntas muy especificas que te ayuden a entender el plano general, el trasfondo de la situación sobre la cual tienes dudas, de lo contrario la respuesta será vaga e inentendible, recuerda que no es un oráculo de Si o No, sino de un sistema de consulta cuya interpretación es abstracto, ilimitado y universal.

Consejos importantes

Los primero a tener en cuenta cuando se consulta este oráculo, es plantear las preguntas pidiendo “Por favor”, a modo de respeto a la sabiduría ancestral. Piense en su pregunta con mucha concentración y una vez obtenida la respuesta tome nota del consejo e interprételo de la manera que mejor lo entienda, conviene mucho escribir también lo que se entiende de cada mensaje ya que muchas veces las frases son tan complejas que toma un tiempo entenderlas, incluso, una vez que la situación se haya resuelto es excelente que consulte sus notas para reevaluar si su interpretación original fue correcta. Durante una consulta, un intérprete experimentado puede ayudarte a comprender de una forma más acertada las traducciones del libro original.

El I-ching del amor puede ser una herramienta maravillosa para conocer detalles de tu relación y servirte de guía al momento de tomar decisiones trascendentales, entendiendo de antemano sus posibles consecuencias.

Dejar un comentario