¿Es mi tarotísta una buena vidente? Descúbrelo aquí!

buena vidente

Para hablar del arte de la adivinación, es importante definir su concepto principal ¿Qué es realmente una buena vidente? ¿Es acaso cualquier persona con un sexto sentido muy agudo y bien empleado?… La respuesta es NO.

Aunque es una habilidad que puede aprenderse y desarrollarse, muy pocas personas logran entrar a otros planos místicos y sensoriales a través del tarot o la videncia, para así llegar al pasado desconocido o a lo que está por ocurrir pero que no puede comprobarse a través de la ciencia ni el raciocinio humano.

Los videntes son personas con un don, un regalo divino que le permite conocer a través de cualquiera de sus cinco sentidos lo incierto para una persona natural. Generalmente la videncia es una habilidad de nacimiento (videncia natural) y suele ser por herencia de abuelas, madres, u otra ascendencia consanguínea.

Una buena vidente no es una bruja, tampoco hace magia para componer la vida mal llevada de alguien, es una persona que utiliza sus dones en favor de los demás, usando las cartas del tarot o la clarividencia para dar sentido a las situaciones del pasado, solucionar el presente y aligerar las cargas del futuro.

Pero se dice tan fácil que muchos creen que es así, he de ahí la infinidad de estafadores hoy que respondiendo algunas preguntas y lanzando al aire recomendaciones en torno al amor, juegan con el profesionalismo y la seriedad de las cartas y las consultas de videncia.

El aspecto, el actuar, el proceder y la actitud en general de una supuesta vidente nos dirán si se trata de una embaucadora o si es una tarotista buena.

Hay características propias de quien verdaderamente logra conectarse con el plano espiritual, siendo las primordiales el trato educado y respetuoso, la amabilidad,  la consideración y la empatía  al hablar de las situaciones que nos han llevado a la consulta.  Por eso una tarotista sin gabinetes, que brinde atención personalizada será mucho mejor opción, la compenetración es mayor y la energía en el ambiente de calma y confianza se concentra.

Una buena vidente y tarotista siempre hablará de frente, claro y sin evasivas, respondiendo con precisión aquello que se le pregunta, procurando mantener una actitud positiva en la forma de responder a las interrogantes que surjan en medio de la consulta.

Al pautar una cita para lectura de cartas, para conocer el camino al verdadero amor o para dar respuesta a preguntas que determinarán un nuevo rumbo, es importante definir el precio de la consulta. Si a medida que van surgiendo inquietudes y dudas en medio de la reunión con la vidente ésta empieza a elevar el costo de la cita, probablemente es una persona interesada en el dinero netamente y no en el bienestar del otro.

Una tarotista buena, una vidente sin gabinetes y realmente honesta, ira respondiendo a cada interrogante y de requerir un pago extra, lo hará saber para ser considerado  en la siguiente sesión.

Lo mismo pasa cuando una vidente recomienda hacer consultas en serie. Una persona no necesita ir cada semana o ante toda situación difícil en su vida a consultar las cartas de una tarotista. A las timadoras les conviene que sigamos yendo a consulta en lugar de aprender a retomar el camino al sentir que hemos salido.

Las estafadoras siempre tratarán de convencernos para “solucionar el problema” y en estos casos la solución es sinónimo de efectivo, dinero.  Una tarotista buena siempre será honrada y pondrá sus dones a disposición de los demás sin anteponer la avaricia.

Si tienes curiosidad por la videncia, las cartas del tarot y el arte de la adivinación, pero es primera vez que irás a una consulta, algunas personas recomiendan ir acompañado con alguien que conozca a fondo la situación de amor por la que se desea preguntar, o el problema que fuera, y más; pues las dificultades se ven mejor desde afuera y pudiéramos equivocarnos, omitir o exagerar detalles al conversar con la tarotista que alterarían el resultado de la consulta.

Una tarotista buena es una confidente que está dispuesta a brindar luz en momentos de agobio, es la conexión entre nosotros como seres humanos y las señales del universo. Lo mismo una vidente, cuya sensibilidad al percibir los sucesos de la vida le permiten conectar con esas personas que pasan desapercibidas a nuestros ojos, o simplemente no vemos.

Busco una buena vidente, donde puedo encontrarlo?

Estamos trabajando en un directorio donde publicaremos toda la información que necesitas. Sin embargo puedes echar un ojo a las mejores videntes de españa, la cual te dará una idea de lo que te puedes encontrar.

Recomendaciones de Alejandra Mendez