Conoce más acerca de la Astrología Kármica

astrologia karmica

El hombre siempre busca conocer más sobre la vida, sus orígenes y la realidad de su existencia. Por ello se han creado muchas teorías y filosofías que han dado como resultado métodos y tendencias bien sean religiosas o esotéricas. Cada uno de estos lleva al mismo resultado. Conoce más acerca de la astrología kármica y obtén información sobre todos los aspectos que componen al hombre, su relación con la existencia humana o con sus orígenes.

La Carta Astral

La astrología aporta muchos datos sobre la personalidad y también elementos psicológicos, emocionales o físicos de una persona. Sin embargo, la astrología kármica habla sobre la información que porta el alma al momento en se une con el cuerpo. Este hecho se relaciona con el nacimiento. Para esta filosofía la vida terrenal es solo un paso en el camino espiritual y la fusión con el cuerpo solo es la manifestación de esa alma que, al morir, conserva su individualidad.

La astrología kármica utiliza la conexión de la información que obtiene del desarrollo evolutivo del alma con sus diferentes vidas o encarnaciones. Esta es una manera de conocer el aprendizaje, bien sea positivo o negativo del alma, su misión en la vida actual y los hechos que le ocurren en la misma. Para muchos esta filosofía funciona como una herramienta de autoconocimiento, no solo personal, sino también emocional.

Este tipo de astrología es una manera de conectar el ser con el auténtico “yo”, con el desarrollo espiritual del alma y con la formación responsable de la propia evolución. Esto permite establecer una línea entre la vida física y la espiritual. En este sentido, y de forma más concreta, la carta astral contiene toda la información.

El Arbol de la Vida

El concepto de árbol de la vida, más allá de ser una definición concreta, está llena de simbología y puede abarcar diferentes aspectos. Por ejemplo, existe una dimensión sagrada donde se le da una perspectiva religiosa y está estrechamente relacionada con la espiritualidad de algunas culturas, sobre todo de las ancestrales. El árbol de la vida tiene otros ámbitos que vale la pena conocer, y los símbolos que lo rodean están presentes en cada cultura de diferentes formas.

El árbol de la vida en la Biblia

Siguiendo con la línea religiosa, debemos tener en cuenta que este concepto se puede encontrar en la Biblia, específicamente en el Génesis. Por esta razón tiene gran significado tanto para los cristianos como para los judíos. Para estos últimos, el árbol de la vida representa la unión entre los hombres y Dios. En cambio, para los cristianos representa una alegoría, recordemos que a Adán y Eva se les prohibió acercarse al árbol de la vida cuando regresaron del destierro.

Existen otros ámbitos en el que esta definición está presente. Uno de ellos es la bilogía, donde ha sido utilizado para ordenar y clasificar la evolución de los seres vivos. Los naturalistas emplean esquemas con formas de árbol para representar la filogenia de las especies y clasificarlos según su naturaleza. De esta manera cada especie se corresponde a una hoja.

Por otra parte, el árbol de la vida tiene diferentes connotaciones y filosofías de acuerdo a la cultura. Se dice que en el budismo, en Armenia e incluso en Asiria, este símbolo es influente. En la cultura popular también tiene su lugar, como en la arquitectura representada por obras como la escultura del Parque Mitchell Boulevard en Milwaukee, o la pintura del artista austriaco austríaco Gustav Klimt, que inspiró la fachada exterior de la “New Residence Hall”.

El ojo de Horus

También conocido como el ojo de Ra, Wadjet o Udjat, es un símbolo de protección y un amuleto originario del antiguo egipcio. Este símbolo está asociado a la diosa Wadjet, hija de Ra. En esta cultura se creía que el ojo de Horus tenía poderes curativos o de protección para quienes lo usaban, y era muy empleado por enfermos y para evitar la descomposición de los cuerpos embalsamados.

El ojo en la mitología

Este símbolo se consideró mágico cuando Horus lo empleó para devolver la vida a Osiris. A partir de allí tuvo gran popularidad en Egipto. Este talismán simboliza salud, indestructibilidad del cuerpo, prosperidad e incluso la capacidad de renacer. También fue utilizado en muchas culturas como ofrendas que los hijos mayores hacían a sus difuntos padres como símbolo de reverencia hacia los progenitores.

El ojo de horus se puede representar con el derecho o con el izquierdo. La leyenda dice que el sol y la luna serían el ojo derecho e izquierdo de Horus, hijo de Osiris, dios que fue asesinado por su hermano, e Isis. Horus perdió su ojo izquierdo en la lucha con Seth, hermano de su padre, para vengar a su progenitor. Se dice que Thot, el dios de la sabiduría, encontró los 6 pedazos del ojo y los juntó creando la luna llena y posteriormente devolviéndoselo a Horus.

Cada una de estas partes representa los sentidos. En el ojo de horus el lado izquierdo representa el olfato, el círculo del medio representa la visión, la línea superior del ojo es el pensamiento, el lado derecho el oído, la línea curva e inclinada representa el gusto y finalmente la línea recta debajo del ojo representa el tacto. Esta división también ha sido utilizada para calcular medidas de sus pigmentos y de su medicina.

Dejar un comentario